Pasos para elegir el mejor agente de seguros

Hoy en día, contar con un seguro, más que un lujo o exigencia de tipo opcional, ha pasado a convertirse en una necesidad a la cual se debe dar respuesta de forma satisfactoria. Sin embargo, la realidad es que a nivel general, existe una ausencia masificada de cultura financiera, por lo cual no siempre se toma la mejor opción al respecto.

Es decir, en su mayoría las personas, optan por contratar los servicios de una seguradora por recomendaciones de terceros, opiniones o anuncios publicitarios, sin considerar que cada caso es muy personal y especifico y que lo más recomendable antes de tomar una decisión tan importante destinada a asegurar la calidad de vida de las personas, es asesorarse.

Para que la toma de decisiones sea lo más ajustada posible a las necesidades de cada quien, lo ideal es contar con un buen agente de seguros. Esta es, una persona que tramita las gestiones necesarias en representación de una compañía aseguradora, para obtener y mantener contratos con personas que conformen su cartera de clientes.

Ahora bien, el que una persona sea corredor de seguros, no la convierte per se en alguien idóneo para asesorarte, para ello debe cumplir con ciertos requerimientos, si deseas que la información brindada sea la más acertada posible, en relación a tu condición personal.

Determina el qué se quiere asegurar

Esto es fundamental. Se debe tener en claro, que es lo que se desea asegurar y cuál es la cobertura necesaria para sentirse seguro al respecto. Esto es fundamental, pues permite que se le explique al agente de seguros, de forma clara y precisa que es lo que se quiere conseguir. Además, permite encontrar el asesor indicado, pues en muchas compañías, según el bien u aspecto que se desee asegurar, se cuenta con asesores especializados para dichas ramas.

Precisa a un profesional

No importa lo que otras personas te comenten, ni lo mucho que te diga el asesor en relación a su experiencia en el área, si no está inscrito en los organismos correspondientes, ni regulado por el ejercicio de la actividad, descártalo.

Todo debe ir por escrito

Los acuerdos de palabra, por mucho que se consideren honoríficos, a nivel legal no valen de mucho. Es por ello, necesario que toda la información suministrada por el agente de seguros se realice de forma escrita, a manera de dejar constancia de lo dicho y que además, se cuente con el soporte necesario, al momento de realizar algún reclamo.

 

Compara tarifas

Lógicamente, los asesores de seguro, cobran una comisión por la realización de sus labores respectivas. Pero debes asegurarte que el pago sea el justo. Recuerda que todos estos aspectos son regulados por el organismo competente en el área.

Se perspicaz

Aunque los agentes de seguros, trabajen para la compañía aseguradora en cuestión y su principal tarea sea mantener la clientela de la misma, no pueden suministrar datos e información falsa. Pues esto, además de afectar a la compañía, se considera una estafa para el usuario, por ello procura estar alerta a lo que te dice el agente. Verifica informaciones y pregunta aquello que no quede claro o genere dudas.

Procura que posean seguro RC

Muchas personas desconocen, que los agentes de seguro, deben contratar, pagar y mantener actualizado un seguro de responsabilidad civil, que responderá en casos como el planteado en el punto anterior, es decir por errores u omisiones que pudieron haber cometido en el cierre de algún contrato.

Compara entre aseguradoras

El hecho de que consultes en una aseguradora, no implica que te veas en la obligación de pactar con ella. Puedes indagar, consultar y explorar otras opciones, y luego decidir por aquella que consideres se adapte, mejor a tus necesidades.

Comments are closed.